Con María

Reza a laVirgen María
para obtener la gracia de la Sencillez

Virgen María,
modelo de sencillez perfecta,
tú que nunca supiste
lo que significa ser interesado,
por no haber buscado tu propio interés,
tú humilde Sierva del Señor,
consíguenos poder recibir del Padre
el don de la Sencillez,
la emanación del Espíritu de tu hijo Jesús,
Él, que durante toda su vida
no tuvo más que un solo objetivo: la Gloria del Padre.


Prepara nuestro corazón
a recibir de Él, la humildad, la mansedumbre,
la paciencia, la obediencia, la caridad,
la fidelidad en nuestra obligaciones.


Enséñanos tú, Madre de todos nosotros,
a no juzgar a nadie negativamente,
a tomarlo todo a bien,
a estar alejados de toda curiosidad inoportuna,
de las falsas apariencias,
a no buscar las cosas llamativas…

Entonces como tú, que tomaste todo
por las buenas”, en toda tu vida,
no nos turbaremos por lo que nos suceda,
pues no buscando más que a Dios,
nada malo nos podrá suceder.

Enséñanos a apreciar como tú
los trabajos más humildes.

Que nuestras palabras y nuestras empresas
estén alejadas de todo espíritu de fingimiento
y que nuestro juicio esté exento de todo error.

Tú agradaste tanto a Dios con tu sencillez,
oh Virgen María,
que Él te eligió para hacer de ti su morada
y se complació en revelarte sus secretos
como a todos los corazones sencillos.

Obtennos esta gracia, oh Señora Nuestra,
que sepamos ponernos en las disposiciones
con las que Tú esperabas a Jesús tu Divino Hijo.

Share Button
Ce contenu a été publié dans Con María…. Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *